Explorando Robótica Educativa: Matatalab

Explorando Robótica Educativa: Matatalab

¿Qué es Matatalab?

Se trata de un robot educativo, con el cual los niños pueden trabajar la lógica, la resolución de algoritmos, los bucles, las funciones o la creatividad. Además se pueden adquirir más bloques con los que trabajar, en una edad más avanzada: los de música y los de grados, que ayudarán a trabajar la creatividad, componiendo melodías más profundas o haciendo figuras matemáticas.

Comenzó siendo un proyecto de kickstarter a finales del año pasado, y se empezaron a realizar los envíos a los patrocinadores del proyecto en el mes de junio de este año.

Está compuesto por diversos bloques que se encajan en un panel de control. Estos bloques tienen diferentes colores, que ayudan al niño/a a comprender y diferenciar si son bloques de movimiento, de control, de música o matemáticas. El panel de control tiene además un espacio para situar la torre de control y el el extremo contrario un colorido botón con símbolo de play, que es el que pulsa el alumno para comenzar toda la secuencia una vez fijada en el panel de control o tablero.

Dispone de una torre de control o de mando, que tiene integrada una cámara de reconocimiento de imágenes. Gracias a esto, puede observar los bloques colocados en el panel de control y envía la señal de lo que tiene que ejecutar a Matatabot. La torre se encaja con facilidad en el panel de control.

Matatabot es un pequeño robot independiente, con ruedas, que será el que ejecute la secuencia marcada, resolviendo los retos que se planteen al alumno/a. Esta secuencia la ejecuta porque la torre de control le envía una señal con lo que aprecia su cámara.

También podemos encontrar en la caja un mapa y cuadernos con retos. Esto es muy interesante, porque acompaña además de un tablero con diversos paisajes, 3 cuadernos diferentes con retos que adquieren cada vez mayor complejidad, además de obstáculos que se pueden incluir en el camino, y así hacer pensar al niño/a otra forma de resolver el problema al que se tiene que enfrentar.

 

¿Es fácil utilizar Matatalab?

Es bastante sencillo.

El disponer de los bloques por colores facilitan al niño/a el poder comprender para qué es cada uno. Además es bastante amigable al tener unos colores llamativos, y ser fichas gruesas, que lo hacen más resistente.

Si están acostumbrados a trabajar con Beebot (material del que ya hablamos en nuestro blog) puede que les resulte algo más complejo, ya que tienen que especificar bien la secuencia en el tablero, pero esto hará que aprendan a codificar de una manera sencilla (iniciándose a programar en tablet y ordenadores con bloques de colores con herramientas como Scratch Jr. o Scratch, Blockly, ect…) y adquiriendo poco a poco conceptos más abstractos de la programación real.

Habría que tener en cuenta que algunas de las fichas de bloques tienen una pequeña muesca, que hay que situar de la forma adecuada para que encajen bien. Esto los niños no lo observan con facilidad y es el adulto el que tiene que hacer hincapié para que funcione correctamente.

El tablero que nos proponen es de diversos espacios naturales, pero nosotros mismos podríamos crear a conveniencia uno específico si quisiéramos trabajar algo más concreto en el aula (partes del cuerpo humano, los números romanos, ect). Personalmente, este tablero yo lo habría plastificado, ya que es de cartón duro, pero creo que sería más duradero si estuviese recubierto por una lámina que luego se pudiese lavar con agua y jabón.

Por último, el tablero del panel de control, a mi se me hace pequeño, porque en cuanto se  pone una función y se quiere trabajar en un código algo más complejo, te has quedado sin tablero, y más si le añades las fichas de música y grados que no se encuentran en el kit básico.

 

¿Para qué edad está indicado?

Indica claramente que es para niños a partir de los 4 años. Actualmente lo estamos trabajando para niños desde 5 años hasta 12 años. A los más pequeños se les propone retos sencillos, y a los más mayores retos con complejidad.

El resultado es positivo ya que el niño/a tiene que pensar, abstraerse,  plantear la solución del problema y ejecutarlo.

¿Dónde puedo adquirir un kit?

Este kit lo comercializa en España SPC, pero ojo, las imágenes no se corresponden con el resultado del kit que nos llegará a casa. Las fichas son como las que aparecen en las fotos que compartimos.

El coste del kit básico (sin bloques de música ni de grados) cuesta 129,90€. Si queremos añadir el kit de música serían 39,90€ más, y si nos decantamos por el pack de artista que incluye los bloques de los grados, tendría un coste de 24,90€ (en las imágenes que presentan SPC deñ pack artista aparecen más bloques de los que son realmente, así que no os llevéis a engaño y fijáos en las especificaciones del producto).

Nuestra valoración tras aplicarlo en nuestra academia Wimba Robótica para este material concreto es la siguiente:

  • Calidad (durabilidad y resistencia al uso) 9
  • Aprovechamiento pedagógico 9
  • Facilidad de interacción con el usuario 8
  • Precio 9

Beatriz del Castillo
beadelcas@gmail.com

Diseño de actividades específicas para distintos ámbitos educativos o de ocio introduciendo los conceptos tecnológicos de la programación, la robótica, tecnologías de la energía, sistemas cognitivos, y cualquier tecnología que pueda ser accesible a los niños a través de herramientas y material adaptado a distintas edades y contextos.